viernes, 2 de agosto de 2013

Sobre lo ciclos.

He alcanzado a reconocer mis ciclos en un instante. Me fueron dados como una revelación invaluable que se ha hecho desde los inicios, desde antes de mi primer grito; saber difuso pero cierto, nítido en momentos, y sin embargo, que nunca he sabido utilizar en mi favor. Sus frecuencias se me olvidan cuando me son más precisas.
Puedo verlos pero a la vez me ciegan.

Complejas combinaciones de impulsos vitales lanzadas a un mundo que es poseedor del reflejo de la muerte. Encuentros, intentos, suspensos, escapes. Juego y sólo juego sin que pueda haber ganador concreto; con miedo al dolor pero miedo también a la dicha. Sólo una nada lanzando retos a la nada; sólo la costumbre de seguir participando que nos va guiando hasta que al cuerpo no le quedan placeres ni sentidos para disfrutarlos, hasta que no le bastan todas las ayudas que puedan dársele para seguirse combustionando; hasta que recuerda demasiado tarde que ha dejado de lado lo que era esencial.

El sonido de todos los sonidos en derredor, las intrincadas formas de lo que nos rodea que como las ramas de los árboles, son metáfora de posibilidades. Los colores del cielo, y las dudas que esconden; el buen viento y sus ensueños, la voz humana y sus sutiles engaños; las pieles en contacto con mil temores volviéndose escamosas ante los corazones emocionados. Toda la Belleza tiene su cara oculta marcada con el precio de un sólo sentimiento: Angustia. En un mundo donde se suele sembrar el miedo no es difícil cocechar dolor.

Me he reconocido en el vaivén revelado por el instante, y en el instante se concentra toda mi vida. Mis ciclos abarcan años, en años se cuentan pesares, en años, fantasías. No puedo sacar provecho ni de unos ni de otras, y tampoco dejan de hacer pesada la marcha, sin mano tendida, con golpe cegador.

Largo y espinoso es este camino para el que no aprende la mecánica de la vida, la lección le seguirá aguardando.

Largo y espinoso para el que aprendió a jugar el repetitivo juego de la nada, atado a este mundo de reflejos.

En nuestro tránsito por la caverna únicamente nos queda atesorar cada paso dado en firme, los apoyos brindados por la aspereza de las piedras y las visiones que los destellos nos permiten. Poco, muy poco está en nuestras manos, tal vez tan sólo normalizar la respiración.

miércoles, 8 de mayo de 2013

Panorama

“Habla para que yo te conozca”
Sócrates

Lamentablemente llegamos a este punto, ni siquiera la prevención de los pensamientos al respecto pudo evitar el sospechado desenlace, ellos continuaron incubándose hasta convertirse en obsesiones sin remedio, en verdades inamovibles, en insatisfacciones imposibles de resolver, hasta quebrar voluntad y amor. Vinieron falta de apoyo, de comprensión y de respeto; el "yo soy así...", el "tú no eres así...". La comodidad de molestarse con el otro por lo que uno mismo se permite. De nada sirvieron los fundamentos construidos con constancia, ni las paredes para ser abrazados, ni el techo que prometía paz en el camino por venir. No de mucho sirvió el deseo de ser mejor para el otro, cuando el otro, tal vez sin ser consciente, gestaba ya su propio plan. Vino el tiempo de las justificaciones, tan absurdas como necesarias para sostener la comodidad de la fuga y colocar el peso de la culpa en el otro, el tiempo de la banalidad y el decir estúpido, de buscar a los cobardes para exaltar la cobardía y disfrazar de “honestas” decisiones pueriles para satisfacer los bajos apetitos de la egolatría. Así ante la mirada fueron sucediéndose las acciones en avalancha, sin sentido, sin tregua; con la promesa de un gran dolor y el prolongado trabajo por una paz incierta entre nosotros.

Queda ahora para mi el panorama crudo de la vida despojado de los mantos del ensueño romántico que propicia la ilusión de la felicidad. Queda un panorama vacío incluso de la posibilidad de retroceso, inmovilidad o ausencia; queda un camino al que van creciendo espinos que hay que aprender a cortar pues por seguro que irán cargados de veneno. Quedan preguntas sin respuesta que van haciéndose pesadas como piedras en el alma.

Se debe ahora invocar la fuerza para transformar, para renovar lo que ha quedado en escombros y defender lo más hermoso que ha brillado siempre en medio de todos los pesares que hemos provocado, y esa luz eres tú. Debemos invocar a la atención de la mente para no perderse en los laberintos del miedo y el odio y que encuentre su luz en medio de lo confuso. Queda un inmenso trabajo por estar presente, ser modelo, maestro, protector y amigo tuyo. Nosotros cometimos todos los errores y lo que más importa ahora es conservar intacta la alegría de tu mundo.

Afortunadamente hay prioridades que están claras, yo estoy aquí para asumir el esfuerzo que el camino me ha colocado delante, con firmeza, paciencia y hasta con gusto. Estoy aquí ordenando mis pensamientos para hablarte desde este panorama hasta ese momento en que comprenderás estas palabras y tal vez puedan ayudarte en tu propio camino; afortunadamente yo comencé a hablar contigo desde antes de saber que ya venías a este mundo y ya imaginaba que tendríamos que hablar de muchos de sus sinsabores, pero también desde entonces he estado buscando las maneras de enseñarte que, con todo, no hay nada tan hermoso como la vida y todos sus misterios.

Te abrazo desde este momento.

martes, 23 de abril de 2013

Trascendencias.

Hay planos en nuestra conciencia que nos permiten descubrir en un instante, en objetos y eventos sin importancia aparente, los torrentes creativos que proyectan nuestro espíritu a coordenadas de la vida en que el descubrimiento cumplirá una función.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Una nueva persona.

Hoy me dio la impresión de que ya no eras un bebé y de que ya te has convertido en una persona a la que me está dando mucho gusto conocer y tanto de ti aprender.

viernes, 29 de junio de 2012

Elecciones 2012 y Voto Nulo

Entiendo y comparto el extraordinario afán de que no regrese el PRI a la presidencia de México, pero no entiendo y me parece que nadie llega a explicar por qué exactamente la anulación del voto (para quienes hemos considerado esa opción a conciencia e informadamente como cualquier otro mexicano que piense su voto) sería regalárselo al candidato Peña Nieto. El que tenga más votos será el que gane, si no mal entiendo, lo que se vería afectado son los matices porcentuales de la victoria, complicados matices si llegara a ser una competencia demasiado cerrada, pero esto no sería definitivamente por los votos anulados, si no por la situación concreta del país, los actores políticos y la sociedad mexicana en su conjunto. Por otro lado la anulación del voto, aunque no tiene ningún significado jurídico, (aunque puede tener fuerza activa como en 2009) significa una opción igual de válida para la conciencia cívica de una persona como lo podría ser el voto útil para quien viendo su opción político ideológica perdida, decide sumarse a una que considere menos mala o en contra de alguna en particular que considere que pueda ganar. Coincido con Javier Sicilia en que es una cuestión moral, pero también que debería tener un peso especifico en las leyes electorales de este país, poniéndonos al día con democracias más modernas y menos temerosas del poder de sus partidos políticos. Cabe mencionar que por ejemplo partidos como el PANAL y otras instituciones políticas que funcionan como verdaderas minas de oro para ciertos personajes podrían perder su registro con la suficiente fuerza de la anulación del voto. Hay dos candidatos que podrían ganar esta elección, esto dependerá fundamentalmente de los medios que ellos y sus partidos utilicen y de sus electores convencidos, no creo que de quienes se decidan por la anulación. Aclaro que el abstencionismo es cosa muy distinta de la anulación intencional del votante, otra los que votan mal y otra cosa distinta son también los funcionarios electorales "anulistas", de quienes siempre, independientemente de nuestras tendencias políticas, habrá que estar vigilantes en una elección.